miércoles, 9 de octubre de 2013

INNOVA!

Me llama la atención que todos los clubs son los mejores, los que incorporan la última tecnología para dar clases, en los que sus monitores van a clinics, simposios, congresos, cursos.. y en los que sus filosofías de escuela son las mejores.

Me llama la atención que en todo aula de psicomotricidad que se precie aparece determinados elementos, que, casualmente, se repiten en una escuela de pre-benjamines de fútbol sala, baloncesto, volley... elementos que NO APARECEN EN UNA CLASE DE PÁDEL CON NIÑOS.
Material de Psicomotricidad


Estará el típico avanzado que dirá: Carlos, eres un listo, estás hablando de deportes colectivos, de oposición, en algunos casos invasivos, sin implemento y con móvil.

Vamos a pensar en los aspectos comunes entre el fútbol sala y el pádel por encima, sin entrar en aspectos técnicos ni biomecánicos, centrándonos en aspectos tácticos y estratégicos.
  • Deportes colectivos con oposición.
  • Existencia de un móvil.
  • Alternancia ataque-defensa.
  • Campo limitado.
  • Zonas del campo con distinto significado (áreas, zona de saque...).
  • El juego se reanuda con lanzamientos libres (Saque en el caso del pádel y faltas, saques de banda, puerta, etc.. en fútbol).
  • Etc.
Ilustración de niños jugando a balón prisionero

Demasiados aspectos en común y demasiadas diferencias en su proceso de enseñanza-aprendizaje.
Ausentes sin sentido balones de goma-espuma, aros o colchonetas en los clubes de pádel. ¿Por qué un equipo bejamín de fútbol sala, baloncesto, rugby...  debe jugar a pelota sentada, balón prisionero, vida, matar... o como queráis llamarlo, y unos niños en su clase de pádel golpean de derecha, de revés, se mueven un poco y, si el profesor es algo innovador, además juegan al hockey con sus palas o al frontón con la pared de fondo? 

Semejanzas en el campo observables en un videojuego.


Observemos aspectos comunes entre balón prisionero y Pádel:
  • Juegos colectivos.
  • Existe un móvil.
  • Alternancia ataque y defensa.
  • Campo limitado.
  • Zonas del campo con distintos significados.
  • Lanzamientos en movimiento o en parado (Prisión o dentro del campo)
  • Espacios separados para cada equipo (No invasivo).
Aún no he visto jugar a balón prisionero en una clase de pádel y pocas, muy pocas veces he visto situaciones en las que el niño tenga que observar, analizar y ejecutar, sino que más bien estamos acostumbrados a ejecutar, ejecutar, ejecutar y ejecutar. Carros y carros de derecha con los clásicos: "De lado", "la pala atrás", "golpea antes", "más flojo", "alarga bien el brazo"...

Este gran abandono que existe por los aspectos tácticos podría solventarse incluyendo muchos tipos de juegos en nuestra metodología. Juegos acompañados de ciclos de reflexión con nuestros alumnos, para que ellos analicen sus comportamientos y poder obtener transferencia táctica al deporte que estamos tratando de enseñarles.

Por otro lado, el uso en la clase de otro tipo de móviles (pelotas de distinto tamaño o incluso de otras formas que provoquen bote irregular) nos permite un trabajo en reflejos y velocidad de reacción que también son muy necesarios en la formación de nuestros niños y niñas.

El uso de distintas pelotas desarrolla reflejos y velocidad de reacción.


Estoy seguro de que más de uno y más de 2 que lean esto dirán: menuda chorrada, ¿qué tendrá que ver una cosa con la otra? Y el clásico: si siempre se ha enseñado así, ¿por qué vamos a cambiar? A la reflexión dejo que, hasta que Dick Fosbury sorprendió a todos en México'68, todo el mundo saltaba igual. Pero... yo me pregunto: ¿Y si hacemos pensar más a nuestros alumnos?

Cada vez observo más gente con dominio de movimientos técnicos, con buenas ejecuciones pero que a la hora de entrar en un partido seleccionan mal los golpes e incluso se colocan mal dentro de la pista. Un trabajo táctico da sentido a cada ejecución y realmente provoca un aprendizaje significativo.
Cada cual que saque sus propias conclusiones...






1 comentarios: